Principios del proyecto

Sustentan y son la base de la RSD en su diagnóstico, desarrollo de objetivos, planteamiento de medidas, dinamización de acciones y evaluación de procesos.

La Ley 1/2019, de 30 de enero, de la actividad física y del deporte en Canarias

Toda la ciudadanía tiene el derecho al conocimiento y a la práctica del deporte y actividad física en plenas condiciones de igualdad efectiva, el reconocimiento y fomento del deporte como elemento integrante de nuestra cultura, la recuperación, mantenimiento y desarrollo de los deportes y juegos motores autóctonos y tradicionales, y el reconocimiento de la actividad deportiva relacionada con el mar, como expresión de nuestra realidad insular.

Compromiso ético: responsabilidad pública y co-responsabilidad social

La RSD se basa en el principio de responsabilidad pública, esto es que los poderes públicos han de promocionar los valores del deporte y garantizar el derecho de los ciudadanos a la práctica de la actividad física y el deporte para su desarrollo personal. 

Por otro lado, ha de considerarse al conjunto de la sociedad como co-responsable en estos compromisos de forma que sean sustentables.

Son los poderes públicos los que asumen la responsabilidad de asignar los recursos financieros, humanos y técnicos necesarios para promocionar la RSD.

Identidad y adaptación territorial

La “Identidad Canaria” como sentimiento regional, sustanciado en valores compartidos (morales, económicos, sociodeportivos y culturales) es una fortaleza cuya adaptación a la “territorialidad“ se concreta en la insularidad, “la isla-región“, con su heterogeneidad sociodemográfica y nuestra situación geográfica global; una cultura europea contrastada, una proyección histórica americana y unas expectativas africanas, se entienden en este plan como un reto en cada objetivo y medida.

Diseño sin título-3
Bienestar social

Bienestar social y calidad de vida

La actividad física y el deporte en Canarias es un motor de bienestar social y calidad de vida, que colabora en alcanzar el mejor estado posible de bienestar físico, mental y social, de todos los ciudadanos residentes en Canarias.

En este Plan la salud se percibe pues, no como el objetivo, sino como la fuente de riqueza de la vida cotidiana, y por tanto trasciende al ámbito puramente sanitario.

Se considera clave la mejora de la salud bio–psico–social de los que lo disfrutan y su colaboración en la promoción de la salud pública.

La promoción de la Inclusión Social Activa, de la igualdad y la atención a la Diversidad

La RSD asume como obligación moral de todo el sistema deportivo, el facilitar la igualdad de condiciones, sin discriminar el acceso de la población a los beneficios sociales, culturales, educativos, económicos, de salud y de respeto al medio ambiente que la actividad física y el deporte genera, por motivos personales, sociales, culturales, religiosos o de cualquier otra índole.

Potenciar los agentes colaboradores

Las Federaciones Deportivas Canarias, entidades democráticas, sin ánimo de lucro, con estructuras organizadas en toda la Comunidad Autónoma de Canarias son definidas por la Ley como agentes colaboradores de la Administración Pública.

Además de optimizar las funciones inherentes a su condición de entidad privada, consolidar su estabilidad y reforzar su eficiencia serán una necesidad y garantía de la eficiencia del proceso de Responsabilidad Social Deportiva.

Efectividad

Las medidas de este Plan, buscarán la eficacia, persiguiendo resultados realistas, cuantificables, evaluables y empíricamente contrastados, fomentando así́ las buenas prácticas.

Para lograr el objetivo con el menor coste posible, se considera necesario aprovechar las estructuras, planes y programas existentes, tanto deportivos como de otros ámbitos, consiguiendo de esta forma que la actuación sea robusta y eficiente.

Ir arriba